Pretersa-Prenavisa

Noticias

Volver a Noticias

Pretersa-Prenavisa sobrevive a la caída libre del prefabricado y ya vuelve a crear empleo

Pretersa-Prenavisa sobrevive a la caída libre del prefabricado y ya vuelve a crear empleo

Fecha:: 17/02/2015

Nos hacemos eco de la noticia aparecida ayer en el Diario de Teruel.

https://www.diariodeteruel.es/noticia/61495/pretersa-prenavisa-sobrevive-a-la-caida-libre-del-prefabricado-y-ya-vuelve-a-crear-empleo

"El buque insignia del polígono industrial La Venta del Barro, Pretersa-Prenavisa, se mantiene a flote. En un contexto de crisis brutal para el sector de los prefabricados de hormigón, que se ha dejado por el camino en torno a un 80% de la facturación y un 90% del empleo que tenía antes del cambio de ciclo económico, el gigante de La Puebla de Híjar ha visto adelgazar su volumen de negocio en un 60%, pero ha logrado conservar a la mitad de su plantilla. Después de tres años estabilizado y con el timón enderezado gracias a su apuesta por soluciones de ingeniería de calidad muy apreciadas por cadenas de distribución francesas -sus potenciales clientes-, el principal motor de la Comarca del Bajo Martín mira hacia el corto plazo con optimismo. La prueba es que en los últimos meses ha incrementado su plantilla en un 20%, situándose en los 240 empleados.

"No hay ningún sector que en estos momentos conserve menos del 10% de los trabajadores que tuvo antes de que comenzara la crisis", indicó el director general de Pretersa-Prenavisa, Mikel Montserrat, quien aseguró que el nivel de empleo en los prefabricados españoles ha bajado de los 33.000 a los 2.500 trabajadores. "No es que el sector haya ido mal, es que prácticamente ha desaparecido", sentenció.

En este contexto, es todo un logro "seguir vivos y afianzarnos en los mercados en los que estamos", presumió el directivo. En este momento, Pretersa-Prenavisa es "la segunda empresa de España en nivel de facturación y de actividad, a distancia de la tercera", afirmó Montserrat. Por delante tiene a Prefabricados y Contratas (Precon) y a Pujol, ambas catalanas. En su ámbito productivo, el de las estructuras de hormigón prefabricado, facturó 30 de los 120 millones que se hicieron en España en 2014. Hasta hace siete años, el gigante empresarial de La Puebla de Híjar facturaba entre 60 y 90 de los 900 millones de euros anuales que hacía esta franja. Por lo tanto, pese a todo, el protagonismo de Pretersa-Prenavisa en el mercado nacional ha repuntado del 10 al 25%.

En cuanto al empleo, la empresa llegó a tener 420 trabajadores en una plantilla que no bajó de los 200 empleados en los tiempos más duros de la crisis porque "no hemos parado nunca la actividad", si bien es cierto que ésta ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos.

2015 empieza con buen pie

Debido a un "inicio de año bastante intenso", en el que "han entrado varios proyectos importantes", la empresa ha contratado a 40 personas en los últimos meses. De ellas, 25 es personal de fábrica, ocho de montaje y el resto son ingenieros. "Hay personal temporal, pero también fijo porque nuestro objetivo es ser lo más estables posible", dijo el máximo responsable de la compañía, que se mostró "reacio a decir que el ciclo ha cambiado" pero sí admitió que, por primera vez desde 2008, "pensamos que 2015 va a ser mejor que el año anterior. ¿Cuánto mejor? Seguramente no muchísimo, pero a nivel comercial vemos que hay más demanda de proyectos". Sin embargo, "por mucho que digan que la economía remonta, lo cierto es que hemos cerrado 2014 en el volumen de financiación más bajo de la historia", reprochó el director general.

Por otra parte, en vísperas de elecciones "estamos viendo una cierta reactivación", no tanto porque las administraciones aceleran proyectos que llevaban en el anterior programa electoral sino porque los promotores prevén que un cambio de gobierno pueda paralizar algunas inversiones.

Por tanto, "haremos más que los 30 millones de euros de 2014", una cantidad muy lejos de las puntas de facturación de 90 millones de euros que alcanzó la compañía en la primera década del siglo XXI. "El descenso no es tanto en el número de toneladas producidas sino en los precios. A día de hoy vendemos lo mismo mucho más barato, en torno a un 30%", confesó el ejecutivo.

Clientela francesa y fiel

"Es imposible ganar muchísimo dinero, pero la empresa está en equilibrio desde hace tres años", resaltó Montserrat. Principalmente, esta estabilidad responde a que la compañía trabaja con asiduidad "para cadenas de distribución (Lidl, Decathlon, Leroy Merlin, Bricomart), en su mayoría francesas, que deciden abrir nuevos centros en España". De esta forma, pese a que la inmensa mayoría de las ventas de Prenavisa son a empresas extranjeras, el 70% de los montajes siguen haciéndose en España (península e islas).

"Las cadenas de distribución internacional siguen parámetros distintos a la crisis española", apuntó Montserrat. "Cuando Leroy Merlin decide abrir un centro es porque su apuesta es a largo plazo. Que haya crisis en el país no les importa mucho, ya que están inmersos en un proceso general de inversión".

Pretersa tiene un gran nicho de mercado en Francia, donde "somos muy conocidos". Trabaja todo el sur de Francia, tanto el área de Marsella como Lyon o Burdeos. "Somos una de las principales constructoras del sur de Francia, regularmente nos consultan prácticamente cualquier proyecto que sale con determinada dimensión", explicó el ejecutivo. Tal es así que la empresa tiene una filial comercializadora en el país galo, donde "somos considerados casi como una empresa francesa".

Además, Pretersa-Prenavisa hace centros logísticos, un mundo en el que "tenemos gran presencia" porque "somos capaces de hacer naves de gran formato que, sin embargo requieren, un corto plazo de ejecución". Así, el año pasado construyeron una gran nave de 40.000 metros cuadrados para Primark en Guadalajara.

Por otra parte, trabajan para particulares, "proyectos sueltos que salen como naves agrícolas". Al margen de "algún Ayuntamiento que nos ha podido encargar un frontón", lo que no hacen es obra pública. "Nunca hemos estado porque es un entorno que no vemos interesante. Requiere de estar muy cercano a las administraciones y es poco rentable", justificó Montserrat.

La calidad como fortaleza

"Todo el mundo nos bate en precio", por lo que "lo principal y por lo que Pretersa-Prenavisa se caracteriza es por ofrecer el estándar de calidad y nivel de ingeniería más alto", presumió Montserrat. "Tenemos un equipo de más de 20 ingenieros que aporta soluciones constructivas eficientes". A partir de la calidad y la solución técnica, la tercera fortaleza de la empresa es el plazo de entrega de la obra. Tener la producción centralizada en una sola planta de 90.000 metros cuadrados y disponer de una plantilla propia de montadores hace que la instalación se realice en tiempo récord.

Además, Pretersa ofrece un plus arquitectónico en los diseños muy valorados por sus clientes. En un centro logístico de 115.000 metros cuadrados para la distribuidora de muebles Castorama en el entorno de Marsella, la empresa ha tenido que realizar una "fachada arquitectónica con un colorido y un acabado espectacular".

En Burdeos han montado una bodega para una importante marca de vinos cuyo nombre no pueden desvelar. "La hemos construido en menos de dos meses, cuando tiene un coeficiente térmico increíblemente bajo", puso en valor el experto. Esto quiere decir que lleva detrás un trabajo de ingeniería para que, aun estando en superficie, la oscilación térmica sea inexistente.

Además, "estamos haciendo un panel de cerramiento bastante sofisticado para un Leroy Merlín en Canarias y hemos entregado hace poco una estación depuradora para la empresa Drace, en Madrid, con un acabado más cercano a lo que sería arquitectura".

Y es que "lo que la gente quiere es una nave con precio y prestaciones de hormigón que, además, sea muy bonita", resumió.

Montserrat: "Hay que romper con el tabú de que es más difícil vender en Marsella que en Sevilla"

"Hay que romper el tabú de pensar que es más difícil vender en Marsella o Burdeos que en Sevilla o La Coruña, cuando estas dos ciudades españolas están más lejos de nosotros que las francesas", reflexionó el director general de Pretersa-Prenavisa, Mikel Montserrat, quien explicó que el radio de acción del gigante del prefabricado de La Puebla de Híjar se encuentra en unos 800 kilómetros.

"Si podemos ir a La Coruña o Sevilla, debemos ir a Burdeos o Toulouse", reiteró el ejecutivo, quien sin embargo descartó llegar a París porque "pasado un nivel de distancia es imposible vender". No obstante, llegan incluso a las islas Baleares o Canarias "porque la competencia local es muy pequeña". "Nosotros estamos para los proyectos importantes; cuando hablamos de cadenas que exigen niveles de acabados tenemos que ser una opción. En las islas tenemos gran experiencia. Somos de los pocos prefabricadores que trabajan recurrentemente en las Canarias". Los envíos se realizan metiendo camiones en barcos.

Además de los 240 puestos de trabajo que ofrece Prenavisa de forma directa, la empresa calcula en otros 100 empleos directos los que genera en el sector del transporte, el mantenimiento y los proveedores, algunos de los cuales "trabajan prácticamente en exclusiva para nosotros".

Pese a que han reforzado el equipo de transporte propio, "la inmensa mayoría" de los camiones son subcontratados a empresas especialistas, la mayoría con un radio de 40 kilómetros alrededor de La Venta del Barro. "Trabajamos con transportistas de Alcañiz, Andorra o La Puebla. Todo lo que podemos hacer por dar vida al mundo local, lo hacemos", garantizó el director general. "Ellos tienen en nosotros un cliente serio y, sobretodo, que paga. Nunca hemos dejado de pagar a nadie una factura, jamás", por lo que "vendernos a nosotros quiere decir cobrar en plazo y sin problemas", lo cual "da mucha tranquilidad a la zona".

En cuanto a la materia prima, "básicamente son arenas y gravas", algo que se obtiene "a dos kilómetros de la fábrica". Por su parte, "el cemento viene de Cataluña y los hierros de la península ibérica, Francia o Italia". En cuanto a los productos químicos, son "franceses, españoles y alemanes", todos "de la máxima calidad".

El gas natural llegará en junio al polígono de La Puebla de Híjar

El repunte de Pretersa-Prenavisa coincide en el tiempo con el resurgir de la Mancomunidad Industrial del Bajo Martín que gestiona el polígono La Venta del Barro que, tras años de dejadez, ha visto recuperada la depuradora de aguas residuales y el alumbrado exterior. El próximo mes de junio está previsto que llegue el gas natural, una fuente de energía necesaria para dar servicio a las empresas actuales y a las que puedan venir para diversificar "el monocultivo del prefabricado de hormigón".

"Si queremos que alguna empresa se pueda instalar en nuestros municipios es imprescindible tener acceso al gas" valoró el miércoles el alcalde Híjar, Luis Carlos Marquesán, durante el acto de inauguración del suministro al casco urbano de Híjar. Esta fuente de energía llegará a La Venta del Barro en junio, según dijo el alcalde de La Puebla de Híjar y presidente de la mancomunidad, Pedro Bello.

Marquesán destacó que, con el gas, en La Venta del Barro existe "una posibilidad de desarrollo" más para huir de lo que llamó "el monocultivo del prefabricado de hormigón", que ha hecho que "una comarca como la nuestra se haya visto afectada extremadamente por la crisis al depender de una sola empresa como es Prenavisa" que, no obstante, "ha aguantado bien la crisis".

La llegada del gas se suma al lavado de cara que está experimentando el polígono. A finales de octubre se puso en marcha la depuradora de aguas residuales, para cuyo funcionamiento hubo que devolver la luz al exterior del polígono industrial. Por tanto, parte del alumbrado ya funciona. La mancomunidad habilitará una partida en el presupuesto de 2015 para realizar tareas de adecuación y desbroce.

El director general de Pretersa-Prenavisa, Mikel Montserrat, valoró "el impulso" que el Ayuntamiento está dando al polígono. "Cuanta más vida tenga, más nos beneficiaremos todos porque habrá más servicios", destacó.

Precisamente, de servicios carecía el área industrial por el desgobierno que reinaba en la mancomunidad, formada por La Puebla, Híjar, Albalate, Azaila, Urrea de Gaén, Vinaceite y Jatiel. El origen de la controversia era la deuda que tenía La Puebla con el polígono, que llegó a situarse en los 400.000 euros. En tres años se ha visto reducida a menos de 200.000 euros. Los pagos que ha ido realizando el Ayuntamiento se han destinado a saldar la deuda que tenía a su vez la mancomunidad con la Comarca del Bajo Martín en concepto de canon de aguas. En 2011, la Cámara de Cuentas instó a solucionar el problema."

Volver a Noticias

PRETERSA-PRENAVISA SL
978 820 640 978 821 679 pretersa@pretersa.com
Copyright © 2014 todos los derechos reservados. Web realizada por Alejandro Cencerrado.